EL CONSTRUCTOR DE VELETAS

EL CONSTRUCTOR DE VELETAS

IMAGENES JPG_12 (2)
Hoy es el cumpleaños de Carlos.
Eva, nos ha hecho un encargo muy especial para él.
Éste es su regalo: el cuento EL CONSTRUCTOR DE VELETAS.
Una pequeña historia que habla de amor y libertad, de música, sueños compartidos y vientos marinos.
Un canto a la construcción de cosas bellas y sencillas.
Dos flores, un corazón y una carabela.

EL CONSTRUCTOR DE VELETAS
Carlos era constructor de veletas.
Vivía en la Torre de los Vientos.
Con maestría, perfección y gran habilidad
construía las veletas más bellas de la Tierra.
Las tallaba en las maderas más nobles,
de las selvas tropicales profundas y primitivas.
Las forjaba en hierro fundido,
de fraguas de fuegos artificiales,
Y las esculpía en nácar
de cuevas submarinas y misteriosas.
 
Un día, construyó una veleta muy especial:
La Veleta de la Vida.
Al Sur colocó una flor rosa,
hecha de alas de mariposa y seda oriental.
La llamó Andrea.
 
Al Norte dispuso otra flor,
Ésta de color naranja,
confeccionada con hilo de atardecer y coral.
La llamó Irene.
 
En el Oeste, colocó un corazón,
símbolo del amor incondicional que sentía por Eva.
Y selló sus latidos entre aliento y sonrisas.
 
Por último, en el Este acomodó una pequeña carabela,
con tres velas blancas,
en honor a la libertad.
 
Carlos colocó la veleta en lo alto de la Torre:
donde todos la pudieran ver.
Y se mueve al compás de los vientos.
La carabela atraca en el Puerto de la Tranquilidad.
Allí el aire de sal se mezcla con dos florecillas, un corazón,
y música de libertad.
 Patricia García Sánchez / Cristina Blázquez Martín

Esta vez la elección de la música ha sido El baile de las olas de La Mar de Debussy, una música que nos sumerge en mundos misteriosos, que nos alienta a descubrir nuevos mundos y vivir mil aventuras submarinas.
¡Qué lo disfrutéis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *