ELOÍSA Y EL ÁRBOL MÁGICO

ELOÍSA Y EL ÁRBOL MÁGICO

IMAGENES_8
“Eloísa y el árbol mágico” es un Cuento ReContado muy especial: el regalo para una maestra. Los niños y niñas de 5 años de Educación Infantil del colegio Dámaso Alonso de Móstoles se han graduado y han querido regalarle a Eloísa un bonito recuerdo de sus tres años junto a ella.
Como banda sonora han elegido la canción que todos los días les daba la bienvenida:
VOY A SUBIR de La Gira.
Deseamos toda la suerte del mundo a estos pequeños duendes y como no, a su hada, Eloísa.

ELOÍSA Y EL ÁRBOL MÁGICO
Los duendes son seres diminutos que viven entre las flores,
en los bosques más profundos y misteriosos.
Eloísa era experta en duendes.
Cada mañana, se levantaba al amanecer.
Después, saludaba al sol.
Paseaba con sus perros Odin y Oliver por el bosque,
y olía el aroma de  jara y pino,
entre susurros de arroyos,
cantos de pájaros carpinteros
y melodías de cucos enamorados.
Allí charlaba con sus pequeños:
Los Duendes de Colores.
Algunas veces, les enseñaba canciones.
Otras, les contaba trabalenguas y refranes.
En algunas ocasiones, sumaban gotas de rocío
Y en otras, enlazaban estrellas en constelaciones de sueños.
Y juntos, construyeron una escuela de alegría y proyectos,
De naturaleza  y tranquilidad,
De emociones y creatividad.
Claudia, Andrea, Carlota Rojo,
Carlota García, Alexandra e Irene,
Adara, Laura, Daniel, Nicola, Adriana,
Eva, Silvia y Sara.
Mohamed, Fabrizio, Daniel, Aaron,
Rodrigo, Adrián, Aitor,
Javier, Héctor y Andrés.
Una mañana recibieron una visita muy especial:
El duende de la Montaña Dorada les regaló una semilla.
 
Los pequeños la plantaron sobre tierra jamás contaminada.
La regaron con agua de la Isla del Amor.
La abonaron con besos y canciones.
Y, juntos, dados de la mano,
En un círculo de corazones  y sonrisas,
Esperaron su llegada.
Pronto, nació un arbusto.
Pero lo pequeño se hizo grande…
Y un enorme árbol creció junto a ellos.
Llegó a ser tan alto,
Que los pequeños y Eloísa se subían en él,
Y en las noches despejadas,
contemplaban desde allí las estrellas…
Y llegó a ser tan, tan, tan alto,
que sus ramas llegaron hasta el mismo cielo nocturno,
y los alumnos y la profesora,
podían coger las estrellas con sus manos.
“Cómo un cohete a las estrellas  yo llegaré.
El mundo entero está bajo sus pies”.
 
Las hadas son pequeños seres luminosos,
protectoras de la naturaleza
y de los seres que tienen a su alrededor.
Eloísa es el hada de un Árbol Mágico
donde veinticuatro Duendes de Colores,
han aprendido durante tres años.
Un árbol de estrellas y corazones,
de optimismo y tranquilidad.
Ellos forman un equipo invencible,
protegen la naturaleza
Y se cuidan unos a otros.
Ahora, están preparados para trepar nuevos árboles,
Para alcanzar nuevas estrellas,
Para construir su propio cohete.
Les sobra corazón,
magia, valentía y mucha ilusión.
“Un árbol cayendo hace más ruido que un bosque creciendo”

         

Patricia García Sánchez – Cristina Blázquez Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *