LA MÁQUINA DE COSER SUEÑOS

LA MÁQUINA DE COSER SUEÑOS

la máquina de coser sueños
El cuento de hoy es para mi madre.
Una muestra de agradecimiento y cariño por su ayuda incondicional.
Por estar ahí, siempre que la necesito y por ser una abuela excepcional.
Espero que os guste, audición incluida.

 
LA MÁQUINA DE COSER SUEÑOS
 
Mi madre, Manuela,
heredó una máquina de coser de mi abuela, María.
Con ella aprendió a tejer.
De niña,
flores en los patios de Córdoba.
De adolescente,
monedas en el Camino de la Suerte.
Y en la juventud,
rulos y peines,
tintes y bigudíes.
Tejiendo peinados,
cosiendo y cortando.
Un día trenzó un lazo de amor,
y se lo entregó a un joven maestro y pianista.
Y con hilos de plata y vainilla,
con telas de terciopelo rojo,
y botones de mariquitas,
cosió tres jóvenes corazones.
Uno de Abril,
fuerte y vigoroso.
Otro de Septiembre,
musical y creativo.
Y, finalmente, otro de Octubre,
dulce y delicado.
Ella sigue cosiendo.
Es una abuela feliz.
Vestidos de mariposas,
y horquillas de caracolas.
Cromos de superhéroes
y caramelos de miel y limón.
Puntillas de besos,
lazos arcoíris  y abrazos pausados.
Tartas de manzana,
y torrijas de Semana Santa.
Años de ayuda incondicional.
Su máquina de coser late,
es su mismo corazón.
Yo la observo tejer
y mis ojos se llenan de lágrimas de gratitud.
Ahora, yo coso igual que ella.
Ella me ha enseñando lo que sé.
Y engarzo letras de amor y magia,
sencillas y directas de su corazón de coser.
Palabras de agradecimiento,
que caen lentas como estrellas al atardecer,
parpadeantes como guiños,
y que sólo te pertenecen a ti, mamá.
Manuela, la Tejedora de Sueños.
 
Patricia García Sánchez
 
Y completo el cuento con música, como siempre:
 

4 Comments

  1. Merche dice:

    ¡Qué suerte tiene tu madre! Por tener una hija tan creativa que sabe expresar los sentimientos de una forma tan bonita. Seguro que ella tiene mucho que ver con esa capacidad y sensibilidad que te hacen tan especial. Un beso para tu madre.

  2. Gracias, Merche.
    Un besazo musical enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *