NICOLÁS Y EL TESORO DE RANDE

NICOLÁS Y EL TESORO DE RANDE

IMAGENES_8

Os presentamos el Cuento ReContado: NICOLÁS Y EL TESORO DE RANDE.
Un cuento para Ana, Daniel y el pequeño Nicolás, que nació el 14 de Febrero 2013. Está a punto de cumplir un año.
Un cuento inspirado en las tierras y mares de Vigo, en sus olores, colores y leyendas.
Faros y batallas, tesoros, sonrisas y por encima de todo, el amor.
Acompañado por la canción favorita de Ana, la Doncella del Árbol del Limón: “Lemon Tree” de Fools Garden.
Esperamos que os guste. Disfrutad de la lectura.

NICOLÁS Y EL TESORO DE RANDE
Cuenta la leyenda que el 22 de septiembre de 1702
se libró  una batalla en el estrecho de Rande,
en la ría de Vigo.
Cuenta la leyenda que galeones españoles
iban cargados con increíbles tesoros
procedentes de las  tierras de América.
Se dice que el tesoro quedó allí escondido,
entre corrientes y piedras de río.
 
Cuenta la leyenda que una joven doncella,
de nombre Ana,
de bella y sincera sonrisa,
y de profesión maestra,
descansaba bajo la sombra de un Árbol de Limón
y observó un caballero llegar hasta ella.
 
Era pirata y dibujante,
con buen humor y viajante.
De nombre Daniel.
Su corazón estaba herido en batalla:
una bala de sal lo atravesó.
Ana lo atrajo hasta ella y lo acarició.
Después, lo llevó a la playa de Rodas,
en  Islas Cíes,
 y lo cuidó.
Allí, entre mar y viento,
playa y dunas,
bosque y roca,
Daniel sanó su corazón,
y  se enamoró.
 
El mar abrazó la arena.
La sal peinó la playa.
El viento acarició los pinos.
Un beso largo y callado desde el Faro del Amanecer.
Veintidós peldaños.
Dos sonrisas, que unidas, hacen una.
 
El 14 de Febrero nació Nicolás.
Hijo de Ana, la doncella del Árbol del Limón.
Y de Daniel, el Caballero del Tesoro de Rande.
Corazón de mar y montaña.
Cuenta la leyenda que pasan sus días entre sonrisas y calma,
entre susurros compartidos y almohadas.
De vez en cuando, vuelven a la ría
y  sumergen sus cuerpos desnudos en la mar.
Enlazan sus manos
y buscan el tesoro escondido
buceando  entre galeones y piedras de río.
Tres corazones latiendo en el tiempo…
en una leyenda de amor infinito.
Y un tesoro conseguido,
que no es más…
que el amor compartido.
Patricia García Sánchez – Cristina Blázquez Martín
“LEMON TREE” para acompañar el cuento.
Feliz lectura.

3 Comments

  1. Los barcos me parecen una maravilla. Los colores son geniales y la forma perfecta. Chulísimos Cris.

  2. Muchas gracias Maribel. Son unos barcos preciosos.
    Un beso.

  3. Gema dice:

    Gracias Patricia y Cristina. Toda una obra de arte que os encargué para alguien muy especial. Como siempre vuestro trabajo impecable, dulce, sensible y emotivo. Gracias. Encantada con el resultado y sus destinatarios también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *