NUESTRO PRIMER REQUETECUENTO: CAZAMARIPOSAS

NUESTRO PRIMER REQUETECUENTO: CAZAMARIPOSAS

CAZAPARIPOSAS-2B5
Retomamos nuestro trabajo después del verano con mucha ilusión.
El primer trabajo que queremos mostraros en esta temporada es el cuento “Cazamariposas” ilustrado por Isabel Ruiz Ruiz, que se ha unido al proyecto de La Música De Las Estrellas en este mes de septiembre.
Es decir, es nuestra primera historia en la modalidad de los RequeteCuentos.
Supone una nueva forma de colaboración, con unas ilustraciones bellas, delicadas e inspiradoras.  Derrochan sensibilidad e imaginación.
“Cazamariposas” es un cuento que escribí para mi hija mayor: Estrella. Nos habla del amor por la música y la libertad. Las ilustraciones de Isabel son perfectas para el texto.
Estoy segura que os van a encantar, tanto como a mí.
Aquí lo tenéis.



CAZAMARIPOSAS.

A Estrella le encantaba cazar mariposas.
Le gustaban de colores, grandes y pequeñas.
En su gran cazamariposas guardaba montones de ellas.
Todas las tardes de primavera
corría por las praderas y las cazaba.
Tenía tantas mariposas
que un día ya no pudo cazar más.
No había ni un solo hueco vacío
en su gran cazamariposas.


Entonces, decidió contarlas…
y después ponerlas nombres…
Y volverlas a contar…
y cambiarlas de nombre…
Pero se aburría…
No había nada mejor que cazar mariposas en las praderas.
Una noche, una de las mariposas,
logró escaparse
y en lugar de irse decidió posarse en los cabellos de Estrella.
Entonces, ella sonrió.
Le hacía cosquillas.
Escuchó un ritmo divertido y sus pies comenzaron a moverse.


La noche siguiente,
Una segunda mariposa,
logró también escaparse
y en lugar de irse decidió posarse en la barriga de Estrella.
La pequeña se enamoró.
Escuchó una bella melodía.
y su corazón palpitó nervioso.


A la noche siguiente,

una tercera mariposa,
también logró escaparse
y en lugar de irse 
decidió posarse en la nariz de Estrella.
Entonces, un aroma a tarta de manzana 
inundó el ambiente.
Un viejo piano se escuchó a lo lejos.
Y su mente despertó.

Rápidamente, cogió el cazamariposas y lo abrió.
De repente, miles de mariposas
volaron por  encima de su cabeza.
Muchas de ellas susurraban…
como notas de una sonata.
Otras corrían veloces…
como sonidos de un yembé.
Todas volaban libres:
Eran música en libertad.


Y la música de todas sus alas
se introdujo dentro de ella,
y ya jamás la abandonó.

Estrella ahora es feliz.
La pequeña se sienta en la pradera,
quieta y en silencio.
Pues no hay nada mejor que sentir la música
de miles de mariposas volando libres…
Muy dentro de ti.
Patricia García Sánchez – Isabel Ruiz Ruiz

 

6 Comments

  1. La técnica de las ilustraciones es preciosa. La armonía de las ilustraciones me ha encantado.

  2. Muchas gracias, Maribel. Isabel es una artista.
    Besos.

  3. Preciso y precioso, ¿qué más se puede decir?.

    Gracias Patricia por regalarnos mariposas para el corazón.

    Gracias Isabel por darles tanta vida y tanto color.

    Besos.

  4. Gracias a ti por tus palabras, Alfonso.
    Nos animan a seguir trabajando con ilusión.
    Mil besitos musicales.

  5. ¡Bellísimo Patricia! Me ha emocionado y esas miles de mariposas dan puesto música a mi corazón. ¡Felicidades a las dos!

    Mayko

  6. Muchas gracias, Mayko.
    Mil besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *