PABLO Y LA ISLA DE LOS MIL SABORES

PABLO Y LA ISLA DE LOS MIL SABORES

dibujo 2 mapa de la isla de los mil sabores 001 (1)
Esta tarde tengo el placer de presentaros un Cuento Con Estrella: “Pablo y La Isla de los Mil Sabores”. Una pequeña historia donde Pablo es un pirata y descubre una isla llena de sabores en compañía de su caracol Teodoro.
Podéis disfrutar de las ilustraciones con estrella de Óscar Luque. Son una maravilla. Como sabéis, todas ellas incluyen una pequeña estrella. Algunas son fáciles de encontrar. Otras están un poco más escondidas. Sólo es cuestión de prestar atención.
¿Preparados? El viento está a nuestro favor. ¡A toda vela!

PABLO Y LA ISLA DE LO MIL SABORES

Cuenta la leyenda que Pablo, el pirata aventurero,
recorría los mares enteros.
Y que encontró un mapa secreto,
de una isla misteriosa,
desconocida y maravillosa.
La Isla de los Mil Sabores,
para exquisitos degustadores.

Cuenta la leyenda que Pablo, el pirata aventurero,
tiene una mascota muy especial:
el Caracol Teodoro,
que encontró en la Isla del Tesoro.

Pablo, tiene un parche en el ojo,
negro y de lunares rojos.
Pablo, el aventurero,
es valiente espadachín,
y viaja por el mundo del uno al otro confín.

– ¡Tierra a la vista! – grita el pirata.
– ¡Tened las velas listas! – responde Teodoro.
– ¿Lo ves por el catalejo?
– ¡Es tierra a lo lejos!
La rosa de los Vientos,
indica el camino concreto.
En el Sur, la comarca del Dulce Sabor,
chocolate caliente en invierno
y bizcochos de miel y limón.
Para llegar hasta allí,
deberá atravesar el Laberinto Sin Fin.
En el Norte, el País de los Sabores Salados.
Frutos de otoño y pipas de calabaza.
Aquella es la hondonada de “Adivina, adivinanza”.
En el Oeste la comunidad del Ácido Sabor,
limonada de verano,
kiwis y helados.
En medio del camino,
se encuentra el Rompecabezas del Destino.
Y al Este, el territorio de los Sabores Amargos.
Lluvia de dientes de león en primavera,
pomelos y tiernas berenjenas.
Si resuelves el enigma,
llegarás a la Senda Secreta.
Pablo, el pirata aventurero,
disfruta mezclando sabores,
mientras descubre nuevos rincones.
Dulces, salados, ácidos y amargos.
Sin duda, ¡es un gran tesoro!

Y entre dos tibias cruzadas,
una carabela saca gustosa la lengua.
Es la bandera de Pablo, el pirata,
descubridor de la Isla de los Mil Sabores,
para valientes exploradores.

Cuenta la leyenda,
que lo guardarán en un cofre,
forjado entre besos tiernos,
mapas secretos y música de bucaneros.

Patricia García Sánchez – Óscar Luque Ruíz

Para acompañar os dejamos EL MOLDAVA de Smetana.
Un viaje lleno de aventuras, ternura, misterios y retos a alcanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *